Tráfico automovilístico y red WiFi abierta: el combustible del Mobile Bingeing en México

25/11/15
 

La disponibilidad de WiFi en algunos sistemas de transporte del país, además de las redes inalámbricas sin contraseña que se pueden encontrar en ocasiones, está transformando la forma en que la gente percibe el concepto de “tiempo muerto”. El tráfico, las filas en las tiendas o las salas de espera ya no representan tiempos perdidos, ahora son usados por la gente para ver noticias, intercambiar mensajes con sus amigos, navegar en sitios de compras e incluso, pagar facturas en línea. De hecho, esos momentos, formalmente considerados pérdida de tiempo, ahora son un activo valorado y explotado.

9 de cada 10 mexicanos trae un dispositivo móvil consigo todo el tiempo; 43% no podría imaginarse salir de casa sin él. El uso de internet ya no está atado a tiempos específicos o planeados, como muestra la baja en el uso del café internet; en 2013 19% de los mexicanos tenían acceso a Internet a través de ellos, porcentaje que cayó al 16 en 2014. Entre otros factores, esto se debió a que los mexicanos que se conectaban en la calle pasaron de 18% en 2013 a 34% el año pasado. Este tipo de uso de internet es debido a la espontaneidad, y a la navegación no planeada y al aumento de WiFi en espacios públicos y medios de transporte que ofrece a los usuarios formas de disminuir los tiempos muertos para que hagan algo más productivo, lo cual es una buena noticia para las marcas.

86% de los mexicanos notan la publicidad en línea, 60% puede recordar una marca particular, 32% han respondido o comentado en las publicaciones de publicidad, mientras que el 54% comparten ofertas y descuentos, sin importar el dispositivo o día de la semana. Los picos de navegación en México fluctúan entre las 18:00 y las 21:00 horas, cuándo el 20% de los mexicanos está conectado y son más perceptibles a las marcas; 27% de los usuarios mexicanos de internet ponen atención a la publicidad entre las 18:00 y las 22:00 horas. Esta es la hora pico y tiene una audiencia cautiva, las condiciones perfectas para el fenómeno de ‘Mobile Bingeing’.

Mobile Bingeing es la práctica de la navegación espontanea, no planeada, y la compra desde un dispositivo móvil. Esta práctica puede ser provocada por una temporada, un festival, o ser totalmente impulsiva – un resultado deportivo inesperado, una oferta especial, una recomendación de algún amigo o algún estímulo independiente.

Hoy, un cuarto de los mexicanos usa smartphones, número que se estima que crezca al 40% en 2018. Esta tendencia está detrás del aumento del 40% del comercio electrónico que experimentó México el año pasado, (comparado con el 21% de crecimiento del comercio tradicional). Los teléfonos móviles y las tabletas son la plataforma perfecta de los impulsos, ya que 28% de los mexicanos responderían a la publicidad televisiva si estuvieran conectados a Internet. Esta es la era del Mobile Bingeing donde los comsumidores pueden satisfacer sus caprichos de manera instantánea, sin planeación y a veces, con muy poca consideración.

La combinación del tráfico vehicular y el aumento en los niveles de conectividad WiFi están facilitando el aumento del Mobile Bingeing en México; y las implicaciones para las tiendas y los consumidores son considerables.

Para los consumidores todo se centra en la posibilidad de actuar de inmediato por impulso, 40% de los compradores abandonan el sitio si el tiempo de carga supera los 10 segundos , y los niveles de paciencia son aún menores en dispositivos móviles. Para las tiendas se trata de asegurar que sus plataformas son robustas y escalables, y estar conscientes de que los periodos de mayor demanda no pueden ser totalmente previstos, aunque planear estrategias alrededor de las horas pico, puede ser un buen comienzo.

Artículo de Colaboración

Autor: Ruben Mugártegui, Gerente de Innovación Tecnológica de Rackspace