Apps, un traje a la medida para la movilidad

Hace algunas décadas se hablaba de la movilidad como una tendencia que poco a poco iría permeando a los consumidores y las empresas; hoy es una realidad, trayendo consigo una serie de oportunidades y beneficios para los usuarios, pero también una ola de exigencias apalancadas en la inmediatez de la información, la necesidad de estar conectados y el incremento de la productividad. Panorama en donde las aplicaciones móviles juegan un papel fundamental. 03/02/16
 

Por: Reseller/ Cyntia Martínez

Un reciente estudio realizado por Qualcomm a finales del año pasado demostró la manera en la que la movilidad está siendo adoptada por las personas, empresas y organizaciones, incidiendo directamente en la innovación en el país. La investigación denominada QuISI 2015 reveló que cuando las empresas que adoptan la movilidad como parte de su estrategia, esperan aumentar su productividad, mejorar la experiencia del cliente y ser más competitivos.

En este sentido, con la llegada de nuevos dispositivos para acceder a la movilidad, las llamadas 'apps' también iniciaron su auge convirtiéndose en uno de los principales atractivos de los equipos para el mercado de consumo; posteriormente, siendo adoptados por el segmento empresarial.

Gartner pronostica que las ventas de teléfonos móviles alcanzarán los 2,100 millones de unidades para 2019, lo que impulsará la demanda de aplicaciones por parte de las empresas.

Apps, apps y más apps

En las tiendas digitales se puede encontrar un número cada vez más nutrido de aplicaciones gratuitas y de pago clasificadas por categorías que van desde juegos, deportes, estilo de vida y entretenimiento, hasta herramientas de productividad.

Hoy, Google Play cuenta con más de 1.43 millones de apps, colocándose como la plataforma con mayor número de desarrollos, seguido de App Store con más de 1.21 millones de aplicaciones, lo cual podría aparentar que el desarrollo de aplicaciones es el “negocio del futuro”.

No obstante, una investigación dada a conocer el año pasado por la consultora Gartner reveló que más del 90 por ciento de las aplicaciones de pago se descargan menos de 500 veces al día recaudando menos de mil 250 dólares diarios; en ese sentido pronosticó que para 2018 solo una de cada 10,000 apps será considerada un éxito financiero por sus desarrolladores. Lo anterior, como resultado de la cada vez mayor competencia del mercado y la exigencia de los usuarios.

Pese a esto, México ocupa el segundo lugar en América Latina en el desarrollo de aplicaciones móviles, sólo después de Brasil; crecimiento impulsado por el incremento en la penetración de smartphones y dispositivos móviles, así como la necesidad de empresas, dependencias de gobierno y organizaciones por entrar al “boom” de la movilidad, según la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI).

En el segundo trimestre de 2015, el número de usuarios de aplicaciones en México alcanzó los 66.9 millones; es decir, un incremento del 41.7% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los resultados del estudio “Cambios en modelos de consumo de aplicaciones móviles”, elaborado por The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Por su parte, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), indica que en el país, el 82 por ciento de los usuarios de dispositivos móviles han descargado por lo menos una aplicación en el último año, lo cual implica una gran oportunidad para que las empresas continúen con desarrollos de esta índole que traigan beneficios para la población, como la agilidad y disposición de la banca electrónica, impulso a la economía digital, inclusión financiera, hacer más eficientes los servicios y porque no, también recibir entretenimiento de mayor calidad.

En México se descargan 60 mil aplicaciones al día y en promedio un usuario tiene 20 de éstas instaladas en sus teléfonos móviles, de las cuales, al menos cuatro son de paga. Se estima que el 90 por ciento de los consumidores de smartphones consulta sus aplicaciones diariamente, según AMITI.

“La adopción y uso de dispositivos móviles, aunado al crecimiento en el uso de apps de catálogo, han abierto los ojos del público sobre el valor del acceso inmediato a la información. La oportunidad es crear nuevas aplicaciones diseñadas a la medida de las necesidades de las organizaciones”, destacó la Gerente de Ventas para América Latina en File Maker, Adriana Fayad.

Los retos de las apps empresariales

Como resultado de la creciente demanda de aplicaciones en el mercado, el desarrollo, despliegue y mantenimiento de aplicaciones móviles empresariales se han convirtiendo en todo un reto para los desarrolladores.

Para finales de 2017 la demanda del desarrollo de aplicaciones móviles empresariales crecerá al menos cinco veces más rápido que la capacidad de los departamentos de IT de las organizaciones para desarrollar e implementar sus apps, de acuerdo con proyecciones de Gartner.

Adriana Fayad aseguró que existe un crecimiento constante en la demanda de aplicaciones empresariales en la región, tanto en las grandes organizaciones internacionales como en empresas regionales, locales y por supuesto en las PyMEs.

“Nuestra experiencia nos indica que cada organización es diferente a las otras, con necesidades, ventajas y debilidades muy particulares, con dimensiones y perfiles tan distintos que es prácticamente imposible que una aplicación de “catálogo” satisfaga sus requerimientos. Esto lleva a las empresas a buscar soluciones a la medida, generalmente desarrolladas “en casa” o bajo una colaboración muy cercana con la empresa consultora, pues es fundamental que se entienda el negocio al que servirán”.

Manifestó que en el caso de América Latina, el paso inicial fue la demanda por la versión móvil de una solución empresarial, aunque cada vez es más común encontrar empresas que buscan desarrollar aplicaciones móviles nativas que se integren a sus operaciones para resolver necesidades muy específicas.

Beneficios de aplicaciones empresariales

¿Pero por qué esta necesidad por parte de las empresas por implementar aplicaciones?

Agilizan los procesos de las empresas, pues son una ventana abierta hacia los diferentes departamentos ligados a la misma; pueden operar las 24 horas de los 365 días del año, lo que permite que la empresa pueda brindar servicios en cualquier momento; facilitan la gestión de tareas, seguimiento a objetivos y cumplimiento de plazos; aunado a que brindan información actualizada o en tiempo real, lo que permite tomar decisiones mejor documentadas y generar reportes de forma más ágil y precisa.

Es por ello que 55 por ciento de las empresas del mundo visualizan el desarrollo de aplicaciones móviles entre sus prioridades estratégicas, y las compañías más importantes a nivel mundial lo consideran la prioridad número uno para su división de IT.

“Las compañías que no han adoptado estrategias móviles están en riesgo, principalmente ante sus competidores, quienes pueden entregar servicios más enfocados y personalizados a sus clientes y/o hacer a sus colaboradores más eficientes a través del uso de aplicaciones móviles”, externó el CEO de Proximate, Alejandro Suárez, a través de un comunicado.

En complemento, la gerente de Ventas para América Latina en File Maker detalló que prácticamente cualquier negocio que aspire a mantenerse vigente en el mercado local o global es un usuario potencial de las aplicaciones móviles.

En este sentido, si la empresa o institución encuentra un valor y diferenciador al aprovechar la disponibilidad de información para estar más cerca de su público, obtener datos directamente de las fuentes y procesarlos en tiempo real, entonces debe pensar en una aplicación móvil.

“El tipo de negocio es muy amplio. En FileMaker tenemos usuarios de empresas comerciales con vendedores en movimiento, compañías que distribuyen sus productos directamente al cliente, agencias de servicios de marketing que deben hacer estudios en la calle o supervisar el avance de una campaña en punto de venta, agencias aduanales que deben usar los datos de un embarque recién llegado a puerto para comenzar un proceso de importación, científicos de campo, instituciones que supervisan la seguridad de edificios o aeronaves o cualquier otra organización que use sus dispositivos móviles como herramienta de trabajo y que requiera compartir información entre sus miembros”.

Aún así, ahondó que los mercados que tienen un mayor potencial en requerir del desarrollo de aplicaciones móviles son la industria de manufactura, servicios comerciales, retail, distribución y logística, además de los servicios de marketing e investigación de mercados.

Aplicaciones que deberán cumplir con dos requisitos fundamentales: alto rendimiento y facilidad de uso.

Aplicaciones útiles y productivas

El informe Riverbed Global 2015 demostró que el 98% de las empresas dicen que el rendimiento de las aplicaciones es crítico para el desempeño de la empresa. Destaca una enorme brecha en todo el mundo entre las necesidades empresariales y la realidad de rendimiento de aplicaciones.

De hecho, el 89% de los ejecutivos entrevistados afirmaron que el rendimiento pobre de las aplicaciones empresariales ha tenido un impacto negativo en su trabajo; el 58% dice que esto impacta en su trabajo, al menos semanalmente. Brecha que está causando una serie de problemas para las compañías, desde la pérdida de ingresos y clientes, hasta un impacto negativo en la imagen de la marca.

La compañía explicó que una de las causas de esta brecha en el rendimiento puede deberse a la migración hacia la IT híbrida; en el informe detalla que migrar las aplicaciones a la nube trae beneficios de agilidad y costo pero, con otras aplicaciones aún en las instalaciones, también aporta complejidad.

En este sentido, con las aplicaciones, datos y usuarios, literalmente en todos lados, el trabajo de optimizar y entregar un rendimiento de aplicaciones óptimo se ha vuelto mucho más difícil para las organizaciones TI.

“Con las aplicaciones, datos y usuarios finales por todos lados actualmente, las compañías necesitan visibilidad de extremo a extremo de las aplicaciones, optimización y controlar todas las partes, para cerrar la brecha de rendimiento, dijo Jerry M. Kennelly, presidente y CEO en Riverbed, a través de un comunicado.

Los retos de la seguridad en la movilidad

Uno de los dilemas a los que se enfrentan las compañias al buscar desarrollar estrategias de movilidad y desarrollo de apps es la seguridad. Por ejemplo, hoy los empleados buscan tener acceso a su correo, bases de datos y en general a información de la empresa sin importar en donde estén o desde donde lo hagan.

Por cuestiones de productividad, las compañías están abriendo la pauta para que sus colaboradores lo hagan; no obstante, muchos de estos aún no han resolvido el problema de la seguridad.

Otras tantas, conscientes de los riesgos que involucra la movilidad, simplemente niegan este tipo de facilidades, sin pensar que seguramente sus empleados buscarán por su cuenta los beneficios que ofrecemos la movilidad, siendo aún más riesgoso.

Se estima que 2 de cada 5 empleados copian los archivos de trabajo a sus dispositivos personales sin autorización, y que, en un 75% de las organizaciones existe un uso indebido o no autorizado de sistemas que permiten guardar o compartir archivos en la nube.

Un 40% de las empresas no analiza las aplicaciones (apps) que usan sus empleados o que han desarrollado para sus clientes, para verificar que no tengan alguna vulnerabilidad de seguridad.

Gartner estimó en 2014 que un 75% de las apps no pasaría pruebas básicas de seguridad. Por ello, los responsables de TI en las empresas tienen el reto de asimilar este fenómeno y definir cómo facilitarlo, con el nivel de seguridad debido, sin asumir una postura impositiva.

Ante esto, existen cuatro recomendaciones generales para reducir los riesgos se habla de movilidad y apps en entornos empresariales.

Primeramente, la educación a los empleados mediante el desarrollo de campañas de educación que permitan a los empleados entender los riesgos que existen con las aplicaciones móviles, así como motivarlos a ser cuidadosos de manera consciente y no por imposición.

Asimismo, las organizaciones deberán incluir los ambientes móviles en las políticas de seguridad, manteniéndolas actualizadas y haciendo una medición de cuánto está creciendo la movilidad en la empresa; todo ello, apoyando los objetivos de la empresa.

Otras de las acciones a ejecutar es definir las apps permitidas, considerar también las más populares y verificar que sean confiables mediante un análisis de vulnerabilidades.

Finalmente, la interacción entre el departamento de IT y el resto de las áreas de la compañía será fundamental; el objetivo es que los directivos de todas las áreas conozcan los riesgos que existen al utilizar tales o cuales aplicaciones.

De manera que las aplicaciones móviles como consecuencia de la movilidad representa una oportunidad de negocio tanto para los fabricantes de dispositivos, como para los desarrolladores y el canal.

Para ello, se deberá entender las diferentes necesidades y la dinámica de la operación de los clientes y los usuarios de la aplicación, así como ofrecer un diseño de interfaz de usuario que sea intuitivo, fácil de operar y que muestre únicamente la información necesaria. Esto, sin olvidar mantenerse el día en temas de seguridad informática para desarrollar soluciones que no pongan en riesgo la información ni los datos.