44% de los padres en México se preocupa por el uso que tienen sus hijos a Internet:Kaspersky

30/04/18
 

En la actualidad, los niños y adolescentes están integrados al ciberespacio con tanta fuerza que la discusión sobre la prohibición de usar dispositivos con conectividad a Internet ha dejado de tener sentido. Como consecuencia, en México, la mitad de los padres limita la cantidad de tiempo que sus hijos pasan en Internet con la intención de protegerlos de los peligros que este conlleva. Pero hay otras medidas que los padres pueden tomar para minimizar los riesgos y ayudar a sus hijos a aprovechar al máximo todas las cosas positivas que el mundo digital puede ofrecer.

La dependencia en las interacciones que se llevan a cabo en línea por parte de la generación más joven de mexicanos está llevando a casi la mitad (44%) de los padres a preocuparse por la adicción a ese medio. Esta preocupación está basada en cifras que Kaspersky Lab y B2B International encontraron y en las que, según los padres, uno de cada diez (17%) menores de 18 años en México es adicto al Internet. Junto con la preocupación de que sus hijos ven contenido inapropiado o explícito (51%) y se comuniquen con extraños (43%)j, la incapacidad de los niños para distanciarse del mundo en línea se está convirtiendo rápidamente en una preocupación importante para los padres.

Dado a que más de la mitad de los padres (53%) siente que las ciberamenazas que pueden afectar a sus hijos van en aumento, el tiempo que ellos pasan en línea es un factor agravante para mantener a los niños seguros. Estas preocupaciones han llevado a 50% de los padres a imponer restricciones sobre cuánto tiempo pueden pasar sus hijos en Internet.

Sin embargo, limitar el tiempo que pasan en línea no necesariamente hace que los niños estén a salvo de los peligros. En un período de 12 meses, los niños en México enfrentaron al menos una amenaza en línea, y uno de cada diez niños accedió a contenido inapropiado (17%) o entró en contacto con virus y programas maliciosos (17%).

Por lo tanto, una alternativa para los padres podría ser concentrarse en apoyar a sus hijos de otras maneras, como a través de la educación. Más de un tercio (48%) de los padres habla regularmente con sus hijos para enseñarles acerca de las amenazas en línea y 47% trata de supervisar a sus hijos cuando están en línea, ofreciéndoles la posibilidad de señalar cualquier amenaza que pueda aparecer y así complementar sus esfuerzos por educarlos.

“Los padres no deben confiar solo en los medios técnicos- no solo deben administrar cuánto tiempo pasan sus hijos en línea, sino también trabajar en el desarrollo de la alfabetización digital tanto para ellos como para sus hijos. También, deben construir relaciones basadas en la confianza con los niños. Posiblemente, si se les regaña por estar en las redes sociales, el niño tendrá mucho miedo de recurrir a sus padres en busca de ayuda si ocurre una situación peligrosa y quedará solo con el problema”, dijo Roberto Martínez, analista senior de seguridad de Kaspersky Lab.

En conmemoración del Día del Niño, Kaspersky Lab le ofrece algunos consejos para determinar qué contenido es el idóneo de acuerdo con las distintas etapas de desarrollo de sus hijos:

De los 0 a los 4 años, la recomendación es que los niños no naveguen en Internet, ya que no es una edad apropiada. En esta etapa usualmente están interesados en juegos, audiolibros, caricaturas y libros interactivos. Ninguna de estas aplicaciones requiere que un niño tenga acceso a Internet.

Entre 4 y 6 años, los niños buscan explorar el mundo del entretenimiento en línea, les interesan juegos, libros interactivos para colorear, audiolibros y caricaturas. La interacción es muy parecida a la primera etapa; sin embargo, a esta edad muchos pequeños anhelan navegar por su cuenta. La mayoría de los sitios para niños están diseñados para esta etapa. Sin embargo, es importante bloquear aquellas páginas que incluyen publicidad ya que con un solo un clic, pueden llevar a los menores a contenido inapropiado.

Los intereses de los jóvenes internautas de los 6 a los 11 años son muy variados y también comienzan a utilizar la navegación en Internet para educación y temas escolares. Los sitios web para este grupo varían por país, en algunos pueden ser bastante fáciles de encontrar, mientras que en otros hay que realizar una búsqueda más profunda. Ojo, los niños a esta edad necesitan supervisión para que no compartan información personal en línea y no se expongan a contenido inapropiado.

En la etapa de los 11 a los 16 años están principalmente interesados en la comunicación y la independencia, tratar de mantenerlos en los límites del “Internet para niños” se vuelve cada vez más difícil. Se recomienda introducir al adolescente poco a poco al Internet “adulto”, sin dejar de estar involucrado y aplicar configuraciones apropiadas como Kaspersky Safe Kids que está diseñada para ayudar a los padres a adoptar un método más eficaz para proteger a sus hijos de los peligros que acechan en línea. Con esta solución, los padres pueden optar por bloquear el acceso de los niños a ciertas aplicaciones y sitios web, o ayudar a los niños a ser más conscientes de los peligros a los que se enfrentan ellos mismos, advirtiéndoles que los sitios o aplicaciones a los que están a punto de acceder son riesgosos y pueden incluir contenido peligroso. 

Artículo de colaboración

                                                                                          Autor: Kaspersky Lab.