Tendencias tecnológicas en movimiento

Más allá de las predicciones de los avanzados en la materia, la evolución de la tecnología representa un canal abierto de oportunidades para el canal de distribución especializado. 05/01/16
 

Por: Ricardo González / Cyntia Martínez

De acuerdo con los grandes analistas y gurús el camino de la industria de la tecnología durante este 2016 será básicamente marcado por la maduración de las mega tendencias que arrastra el crecimiento del denominado cómputo en la nube; tales como big data, seguridad, movilidad y más recientemente el Internet de las Cosas, sin embargo esto por si mismo no aplicará más allá que un conocimiento superfln﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽caci e-mail, ticket, etc.)ltas e incluso en tiempo realsus clientes: Ponerse en los zapatos del cliente y andar con eluo del mercado sin posibilidad alguna de convertirse en negocio incremental para el integrador de tecnología. Por el contrario existe una constante cada vez mejor posicionada en cuanto a los deberes del integrador y casi cualquier profesional que decida agregar valor y elevar el volumen de venta con sus clientes: Entender sus necesidades actuales en un mercado cambiante.

La manera en que la mayoría de las compañías están acostumbradas a hacer negocio actualmente ha evolucionado hacía la necesidad de tomar acciones más específicas con sus clientes. La personalización del cliente con cada vez mayor información sobre sus comportamientos de vida aplicados a compras, el marketing de redes sociales con miras a ventas incluso en tiempo real, soporte al cliente en múltiples vías dentro de un solo canal de comunicación (chat, video, teléfono, mensaje, e-mail, ticket, etc.) y toda la extensa gama de analíticos y su entrega digerida que esto conlleva además de el crecimiento exponencial de dispositivos conectados, son en realidad el alma naciente de las empresas de nuestro presente. De acuerdo con John Chambers, CEO de Cisco, sólo 4 de cada 10 de las más grandes empresas de cualquier mercado seguirán teniendo una presencia importante dentro de los siguientes 10 años. El mensaje no puede ser más claro y aterrador incluso para las empresas medianas o aquellas que han resistido al cambio brutal que la digitalización conlleva.

La evolución de la tecnología como resultado de la madurez de los mercados y nuevas necesidades de consumo. Tiempo que ha permitido que la mezcla de nubes ofrezcan a las organizaciones lo mejor de sí, proliferando el uso de la nube híbrida; mientras que la diversidad de dispositivos ofrecen al big data mayores oportunidades y retos para la recopilación y procesamiento de la información. La movilidad, al ser una tendencia probada por las compañías y exitosa para las empresas que ejecutaron una estrategia planificada, requerirá de un mayor desarrollo de aplicaciones móviles. Tecnologías que deberán apalancarse de soluciones de seguridad predictivas y cada vez más efectivas, lo cual se logrará con soluciones de próxima generación.

Asimismo, surgen nuevas tendencias y oportunidades de negocio que engloban una serie de tecnologías por lo que exigen mayor especialización por parte de los integradores, tal es el caso del Internet de las Cosas (IoT) y las Ciudades Inteligentes; en las cuales si bien podrían parecer que estamos en “pañales”, analistas aseguran que verán luz a lo largo de los próximos doce meses.

Cloud, cada vez más accesible

En los últimos años, los servicios de cómputo en la nube han tenido una gran aceptación por parte de organizaciones que decidieron obtener beneficios como ahorro de costos e incremento de productividad mediante el uso del almacenamiento y procesamiento de servicios e información guardados en servidores externos de diferentes proveedores.

De acuerdo con el director general en Westcon Group México, Fernando López, para este año el cómputo en la nube se convertirá en uno de los mayores focos para las empresas, representando una importante inversión a nivel mundial.

Tan solo en el segundo semestre de 2015, la participación total de las ventas en infraestructura en la nube tuvo un crecimiento del 31.4%, contra el 26% registrado en 2014, según lo revelado por la consultora IDC. Asimismo, los ingresos por ventas en la nube privada crecieron 19.5%, mientras que la nuble pública registró un incremento del 30.4%.

Para este año, prevé que las inversiones en los servicios de nube pública y privada hospedada remotamente crezca 40% llegando a $3.6 mil millones de dólares en la región.

En este sentido, el mayorista especializado en redes avanzadas y seguridad aseveró que las empresas requieren dominar la integración y la gestión de los escenarios que ofrecen las nubes híbridas. Igualmente, los proveedores de software también deben apuntar su objetivo rumbo al año 2018 para convertir casi el 100% de su cartera a la nube.

Bajo un modelo Cloud se puede encontrar una gran cantidad de servicios proporcionados de manera interna o por terceros: Software como Servicio (SaaS), Infraestructura como Servicio (IaaS) o Plataforma como Servicio (PaaS).

IDC pronostica que para 2018 más del 70% de las empresas adoptarán las capacidades IaaS y SaaS de nube pública, por medio de proveedores de red o interconexión. En 2018 más del 40% del gasto empresarial de TI de infraestructura, software, servicios y tecnología se basará en soluciones de nube, llegando hasta la mitad en el 2020.

Es por ello que los servicios en la nube ahora son parte del portafolio de la mayoría de los proveedores, pues se han convertido en la plataforma de elección para cualquier nueva implementación de TI. “Cuando se trata de la transformación digital, la nube es un factor clave. Las soluciones en la nube se han convertido indispensables”.

Cada vez más datos e información…

Conforme el paso del tiempo, las empresas y los usuarios están generando más y más información como resultado del uso de nuevos dispositivos y las nuevas formas de comunicación como redes sociales. Datos que de no ser aprovechados, podrían quedar almacenados en dispositivos físicos o en la nube, sin obtener beneficio alguno de estos y demandando espacio para su almacenamiento.

No obstante, al ser un negocio maduro en el mercado, las organizaciones y encargados de TI continúan adoptando el Big Data para obtener, guardar y analizar la información generada por los usuarios, clientes o empleados; haciendo uso de estos datos ya estructurados para estudiar las áreas el negocio y las oportunidades que pueden incrementar sus ventas.

Según las predicciones de IDC, el mercado de tecnología y servicios que involucran al Big Data tendrá un crecimiento anual del 23% hasta 2019, mismo periodo en el que alcanzará un gasto anual de $48.6 mil millones de dólares en la región.

Asimismo, la diversidad de dispositivos propiciarán un mayor y mejorado uso del Big Data, como resultado de los millones de objetos físicos conectados a computadoras y a otros dispositivos móviles como smartphones, tablets y notebooks.

Information Builders, compañía enfocada al desarrollo de software de inteligencia de negocios, reveló que en lo que respecta al universo de datos, existen tres tendencias que marcarán el 2016.

Por una parte, el surgimiento del PDF 2.0; formato que desde la óptica de la organización, representará un antes y un después en lo relativo al empleo y tratamiento de los documentos digitales, trayendo consigo un abanico de posibilidades en lo concerniente a la analítica interactiva.

El marketing de “persuasión” es otra de las tendencias, la cual mediante el uso de redes sociales, las empresas buscarán motivar a los clientes para influir en sus decisiones de compra.

Finalmente, el término “self-service analytics” hace referencia a los usuarios que utilizarán tecnologías de análisis de información para analizar sus propios datos mediante aplicaciones móviles.

Movilidad en dispositivos y estrategias

La movilidad es una tendencia que con el paso de los años ha sido probada por las organizaciones, resultando exitosa al ofrecer a sus empleados herramientas que les permitan trabajar desde cualquier punto que se encuentren, obteniendo resultados como eficiencia, agilidad e incremento de sus ventas.

Desde la visión de IDC, en 2016, 45% de las compañías en la región alinearán sus estrategias de TI y de sus líneas de negocio, hacia tendencias de movilidad convirtiéndose en una de las prioridades de las compañías en América Latina.

Hasta hoy, la movilidad se ha centrado en las personas y los dispositivos; sin embargo, la consultora pronostica que el próximo paso será alinear los procesos organizacionales (marketing, servicio al cliente, soporte técnico, entre otros) y el ecosistema de la industria (proveedores, clientes, canales, etc.) teniendo la movilidad como base.

En este sentido, 2016 estará enmarcado por el incremento del BYOD (Bring Your Own Device), en donde las computadoras portátiles serán las más utilizadas por los empleados para desempeñar sus labores desde cualquier punto que se requiera, seguido de los teléfonos inteligentes y dejando a las tabletas con un mínimo uso empresarial.

Las aplicaciones móviles también juegan un papel fundamental en este tema, mismas que se verán beneficiadas por las grandes capacidades de cómputo en la nube, las cuales cobrarán mayor sentido con la llegada del IoT.

Internet de las cosas, una oportunidad cada vez más tangible

Si bien es cierto que el Internet de las Cosas (IoT) es uno de los términos que podrían parecer más alejados de nuestra realidad, cada vez cobra más fuerza a nivel de consumo y comercial, pues hoy las empresas están descubriendo las oportunidades que ofrece. Información compartida por Westcon Group detalló que para el año 2020 existirán más de 250,000 nuevas aplicaciones y servicios del IoT.

Gartner, espera que para el 2016 haya más 6.4 mil millones de cosas conectadas en todo el mundo; 30% más que el 2015, y llegando a 20.8 mil millones para el año 2020.

Manufactura, transporte, consumo, gobierno y servicios públicos representarán más del 80% del gasto en IoT de la región para 2016.De acuerdo con IDC, en América Latina, el mercado de IoT crecerá de $7,7 mil millones de dólares en 2014 a $15.6 mil millones de dólares en el 2020, mientras la cantidad de dispositivos o ‘cosas’ de Internet de las Cosas crecerá de 295 millones a 827 millones. Actualmente, 59% de las empresas de la región están evaluando iniciativas de IoT para el 2016.

Seguridad, el negocio siempre creciente

Para 2016 y años subsecuentes, la seguridad seguirá jugando un papel muy importante en cualquier tendencia y segmento, pues las empresas seguirán buscando disminuir las brechas que ponen en riesgo a su institución, clientes, finanzas o información confidencial.

Otra de las predicciones de Westcon Group informa que para 2016 los ataques a los sistemas operativos móviles y de escritorio registrarán un aumento y serán más sofisticados. En este sentido, habrá un incremento de malware para los sistemas operativos iOS y Android, así como para Windows 10.

Ante esto, antes de que termine 2016, casi la mitad de las empresas estarán implementando estrategias de Seguridad de Próxima Generación (NGS, por sus siglas en el inglés) invirtiendo en consultoría, servicios y tecnología de seguridad.

En este sentido, conocer las diferentes tendencias tecnológicas que crecerán durante este año serán un apoyo para todos los eslabones que conforman la cadena de distribución para poder trazar la ruta que deberán seguir sus negocios. Dependerá de cada quien decidir montarse a nuevas tecnologías y evolucionar sus estrategias conforme a los nuevos requerimientos del mercado, trascendiendo y logrando negocios exitosos.