Tecnología, la clave del éxito de las empresas en crecimiento

La marca mexicana Cloe asegura que sus logros se deben, en gran parte, a sumar tecnología y digitalizar sus procesos que les ayuda a enfocarse en el área creativa. 18/09/17
 

Por: Reseller / Agencias

Las empresas en crecimiento constituyen una mayoría fundamental en el sector empresarial mexicano: de las 4.2 millones de unidades económicas en el país, 99.8% son pequeñas y medianas empresas (PyMEs). No obstante, 8 de cada 10 fracasan antes de los cinco años por problemas de gestión del negocio, según estimaciones de Nacional Financiera (Nafinsa). Por ello, se vuelve vital encontrar recursos que ayuden a solventar sus operaciones y concentrar sus esfuerzos de manera más estratégica.

Bajo esa línea, la empresa mexicana Cloe confirmó la relevancia de la transformación digital, pues con 29 años en el mercado, asegura que las innovaciones tecnológicas como SAP Business One le han ayudado a su negocio a dar pasos importantes que la perfilan como una empresa en crecimiento próspera de alcance internacional.

Con presencia en todo el país, además de Ecuador, Chile y Panamá, la empresa está constituida por 600 empleados, lanza anualmente al mercado más de 5 mil productos diferentes y, de acuerdo con su CEO y fundador, Carlos Alberto Ruiz Velasco, su producción ha logrado que cada 30 segundos se comercialice un producto de esta marca mexicana.

“Como compañía queremos estar a la vanguardia, nosotros lo aplicamos en nuestro ADN creativo, mientras que aliados como SAP nos ayudan a mantenernos al día desde el punto de vista tecnológico. Por ello, creemos que unirse con empresas capacitadas que te complementan bien es buena parte del éxito”, comentó Ruiz Velasco.

En ese sentido, Ruiz Velasco indicó que hace 11 años la compañía vio la necesidad de renovar sus procesos, con el fin de estar a la par de su crecimiento. “Mi perfil como emprendedor es totalmente creativo. Pero, como empresa, siempre estuvimos conscientes de que los aspectos administrativos son vitales para el negocio y clave para estar donde estamos hoy. Gracias a la implementación de soluciones de tecnología como SAP Business One, hemos visto los beneficios de reportes oportunos, estados financieros reales y un mejoramiento de procesos internos”, dijo al abundar sobre la colaboración con SAP, líder en software para empresas, asegurando que el mercado ha venido cambiando para dar prioridad a las marcas y los clientes, por lo que es responsabilidad de los empresarios ofrecer el mejor producto, así como una experiencia que los diferencie de otros competidores.

“Uno de los problemas críticos a resolver en un negocio es el control de los procesos. Todo es digital ahora; hacia allá hay que dirigirse y debería ser más sencillo, pues es una necesidad básica para mejorar la experiencia de cliente y aprovechar los momentos críticos del crecimiento de las empresas”, agregó Georgina González, directora de SAP Business One para el norte de Latinoamérica. “En el momento en el que comienzan a notar un crecimiento, las empresas ven la necesidad de tomar control sobre él, a través de buenas decisiones de negocio”, explicó la representante de SAP asegurando que el factor vital para apalancar y tomar las riendas de los buenos resultados está en la tecnología. Business One es la solución estrella de SAP para el segmento General Business que agrupa a empresas pequeñas y medianas, y que en 2016 reportó 10,000 clientes en Latinoamérica, de los cuales un gran porcentaje pertenecen al mercado mexicano.

Con la intención de exportar su marca en el resto de Latinoamérica, el fundador asegura que ser emprendedor hoy, como hace casi tres décadas, es igual de complicado, pues los retos de operación, logística y financiamiento han hecho que un gran número de compañías se queden en el camino. Por ello, casos como el de Cloe, en los que un emprendimiento robustece su negocio gracias a la digitalización, demuestran que las empresas en crecimiento pueden mejorar su desempeño y hacer frente a los obstáculos para dar la vuelta a las estadísticas alrededor de las PyMEs que, a pesar de las dificultades, aportan 52% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 72% del empleo en nuestro país.